En comunión con nuestra esencia

Los seres humanos nacemos en comunión con nuestra esencia. Nuestro espíritu y nuestro cuerpo ya están unidos cuando encarnamos. ¿Qué es lo que precisamos para continuar así? Necesitamos preservar la armonía de esa unión. Y esa armonía sólo la puede mantener el amor…

Continuar leyendo

Investigando el alma humana

Investigando la sombra de cada individuo, nos encontramos con una inmensidad inabarcable. Sin embargo hay que empezar por algún lugar por más que sea un recorte ficticio. Yo propongo evocar la infancia aunque el mayor obstáculo es que aquello que los individuos…

Continuar leyendo

Adolescentes en riesgo

La adolescencia nos encuentra pretendiendo no depender más emocionalmente de nuestros padres pero sin una organización interna consistente por falta de amparo cuando fuimos niños. Entonces esas ansias de libertad las desplegamos con desprolijidad: A veces consumiendo sustancias (tabaco, alcohol,…

Continuar leyendo

Sobre la función materna

Comencé a transmitir profesional y sistemáticamente mis propuestas a fines de los años 80. Desde entonces intenté explicar la relevancia del amor materno y las consecuencias directas sobre la totalidad de la conducta humana posterior. Para mí estaba claro que…

Continuar leyendo

El problema de la lealtad

Los seres humanos buscamos seguridad. Si hubiésemos obtenido la seguridad básica cuando fuimos bebes o niños pequeños, hoy no estaríamos tan necesitados de resguardo. Pero así han acontecido las cosas. Es habitual que los individuos seamos -desde tiempos remotos- leales…

Continuar leyendo

Algunas consecuencias del desamor

Para nuestra psique cuando fuimos niños, ha sido devastadora la distancia entre el discurso engañado materno y la realidad porque nos ha arrojado a un universo sin reglas claras, confuso e inabordable. Nuestra mejor reacción posterior ha sido distorsionar nuestra…

Continuar leyendo

Charlie Hebdo: La raíz del drama

Aún consternada por las noticias del asesinato de dibujantes y trabajadores de la revista Charlie Hebdo en Paris y leyendo con interés las opiniones de filósofos, políticos, periodistas, artistas y pensadores de todo el mundo; quiero contribuir con un pensamiento…

Continuar leyendo

Buenas noticias para el 2015

Todos los seres humanos nacemos amorosos. De hecho quienes hemos tenido la oportunidad de observar a un recién nacido en brazos de su madre mamando la leche tibia, hemos constatado que no hay ojos más enamorados que los de un…

Continuar leyendo

Nosotros

Todos mis textos están escritos en primera persona del plural: nosotros. Nosotros los hombres, nosotras las mujeres, nosotros los niños, nosotros los temerosos, nosotros los enamorados, nosotros los violentos, nosotros los esperanzados, nosotros los furiosos. ¿Es un recurso literario? No,…

Continuar leyendo

La furia que calma el dolor

Estoy segura de que venimos al mundo para amar. Eso es todo lo que tenemos que hacer: amar más y mejor. Pero nacemos inmaduros. Por eso precisamos -durante toda nuestra infancia y adolescencia- ser amados por nuestra madre o por…

Continuar leyendo

Sexualidad conciente

  A todos nos interesa hablar sobre la sexualidad pero estamos en ascuas. Es lo mismo que hablar sobre el amor: nos interesa pero somos mayoritariamente ignorantes. Respecto a la sexualidad tenemos un malentendido moderno: creemos que tener una sexualidad…

Continuar leyendo

Secretos y mentiras

  ¿Nos hemos puesto a pensar por qué los engaños, los secretos y las mentiras son tan comunes en nuestras vidas? ¿Conocemos alguna historia de vida que no esté atravesada por falacias? ¿Por qué no nos sorprende que entre los…

Continuar leyendo

Las madres que trabajamos

  El trabajo no atenta contra la intimidad emocional entre las madres y nuestros hijos. Las madres podemos trabajar si lo necesitamos, si nos gusta, si nos apetece, si tenemos ganas, si tenemos la obligación o la cultura del trabajo…

Continuar leyendo

El tic tac de los pulsos vitales

  Los seres vivos funcionamos en base a ciertos ritmos y pulsaciones. Algunas están tan presentes que ni siquiera nos damos cuenta: por ejemplo, el ritmo cardiaco o el ritmo de la respiración. Desde el primer signo de vida contamos…

Continuar leyendo