Es importante que mis lectores sepan que este libro no se trata de la crianza de los niños. Se trata de cada uno de nosotros, de nuestras infancias y sobre todo, de todo aquello que no recordamos respecto a nuestras infancias, pero que mueven los hilos de la totalidad de nuestra vida. Este es un libro para comprendernos más. El trabajo retrospectivo que cada individuo –alentado a partir de cualquier dificultad vital- tiene la oportunidad de emprender, merece un largo y penoso recorrido. Es tan arduo y tan diferente en cada caso, que yo misma estoy dando vueltas hace años para encontrar una forma ordenada y sencilla para explicarlo. La diversidad de experiencias, procesos personales, aperturas, preguntas y confrontaciones con el propio material sombrío es muchísimo más rica que la linealidad de una teoría que pretenda recoger dichas vivencias. En todos mis libros he escrito sobre la necesidad de revisar la propia historia, en alguno he desarrollado un poco más la metodología de la construcción de la biografía humana…pero sin embargo, nuestra sombra es más fuerte. Nuestra necesidad de ser amados, tenidos en cuenta, acunados, abrazados…es más fuerte. Por eso preferimos en todos los casos, una palabra de aliento…que va a ser más calentita que la fría propuesta de revisar el desierto emocional que nos constituye. En definitiva, ésta es una advertencia. Este libro pretende ser un acercamiento a nuestra árida realidad emocional. No trae recetas para criar bebes sanos y felices. Y si a alguno le parece que soy muy dura, sólo tengo para decir que dura es la vida de la gente. Dura es la vida de los bebes. Dura es la vida de los niños. Áridas son las realidades emocionales y los vacíos afectivos de la gente. A mí me ha tocado simplemente acercar esas voces.

Temario

Algunas explicaciones pertinentes Alguien nombra lo que pasa La conciencia recuerda lo que es nombrado. La constitución del personaje. Ser amado a partir del personaje. A mayor desamparo emocional, mayor refugio en el personaje que da identidad. El discurso materno Detectar el discurso materno. ¿Por qué es importante descubrir por boca de quien habla cada individuo? Cómo lograr no imponer un discurso engañado sobre nuestros hijos. El discurso del “yo engañado” Cuando nuestro propio discurso se apropia de la voz oficial. Reforzar el personaje que nos ha dado amparo. La fascinación que producen los personajes. Historias comunes Defendiendo el discurso materno. Miranda: La invisibilidad como refugio. Ricardo: Un pollito mojado y furioso. Los estragos de la represión sexual Patriarcado y represión sexual. Daniela: moral, mentiras y sexo. Fuera del surco La represión de las pulsiones básicas. Todo lo que pensamos dentro del surco. Amparo: La distancia entre lo correcto y la verdad interior. El abuso sexual como sistema vincular Reflexiones generales sobre el abuso sexual. Belén, en busca de su femenino interno. Las palabras que sanan Lo que el discurso materno no dice. Las biografías humanas realizadas a través de internet. Joan y su falta de palabras. La función de las palabras que describen realidades internas. Guadalupe y su hija adolescente. La búsqueda del sí mismo Cada biografía humana es un universo en sí mismo. La búsqueda del sí mismo.